El mejor buceo de las Bahamas: así es Cat Island

Es una de las últimas islas vírgenes de las Bahamas (apenas 8 hoteles) y, también, uno de los territorios del país con más historias curiosas. Para empezar, sorprendente es el origen de su nombre: Cat Island toma su denominación del pirata Arthur Catt, que solía esconderse aquí tras sus sanguinarias correrías por el Caribe.

Por CÓDIGO ÚNICO

En sus bosques y aguas cristalinas pasó su infancia el actor Sidney Poitier, el primer afroamericano de la historia en ganar un Oscar, allá por 1963. Y entre los tesoros naturales de Cat Island (Islas Bahamas) encontramos una sorprendente playa de arena de color rosa.

Situada en el centro del archipiélago de las Bahamas, Cat Island es una estrecha franja de tierra llena de acantilados, selvas, cuevas y cayos. Sus aguas tienen una transparencia excepcional, de ahí que esté considerada una de las mecas del buceo del país antillano. Una inmersión en su costa, ya sea a pulmón o con submarinos individuales, nos permitirá nadar entre delfines, tiburones y tortugas y descubrir los secretos de grutas y arrecifes de coral.

Bahamas está formado por más de 700 islas e islotes, y muy pocos de ellos están habitados, así que podemos plantearnos excursiones a otras islas cercanas, como Ship Channel Cay, un islote frente a la costa de Andros Island, la isla más grande del archipiélago, famosa por sus agujeros llenos de agua de color azul. Si queremos desconexión total, Manjack Cay, en Great Abaco Island, es una isla probada con playas desiertas.

Por supuesto, Cat Island está llena de coquetos alojamientos con forma de cabaña como Fernandez Bay Village, ideales para relajarnos después de un día de aventura y deporte al aire libre… ¿Te vienes?